Paramilitares amenazan los diálogos de paz

Los avances de los grupos de extrema derecha alzados en armas en Colombia, y que el pasado fin de semana bloquearon regiones del norte del país, preocupan al Gobierno colombiano y a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que reanudarán hoy los diálogos de paz en la mesa de La Habana, en Cuba.

El equipo gubernamental trabajó ayer en Bogotá con los abogados de las FARC para avanzar en los temas concernientes al fin del conflicto y el abandono de las armas, indicó el presidente Juan Manuel Santos, quien inició una gira por países de Centroamérica.

“Este momento de la negociación es complejo, pero debe servir para que todos estemos más unidos que nunca. Estamos trabajando por un acuerdo bueno para los colombianos, que nos acerca a una paz estable y sostenible”, agregó el mandatario.

Las negociaciones se retoman después de un paro y bloqueo de vías promovido por organizaciones delincuenciales del ‘Clan Úsuga’ en algunas partes del país. “Las zonas afectadas por el paro armado han retornado a la normalidad. En las últimas 72 horas, la Policía Nacional ha capturado a 59 delincuentes de esta organización criminal, con el apoyo de la Fiscalía General de la Nación”, informó Santos.

Los negociadores también buscan salidas a los contratiempos que se presentan, sobre todo lo que tiene relación con las acciones de grupos paramilitares, las zonas de concentración de la guerrilla y el plan de desarme.

Las negociaciones se encuentran en un momento delicado, pero las dificultades todavía se pueden superar, afirmaron varios analistas. “Lo que está pasando es natural, dado que se avanza en el punto más difícil de la negociación, pero se puede solucionar”, planteó el analista Héctor Riveros.

Gremios sociales marcharán para respaldar proceso

Organizaciones sindicales, partidos políticos y otras agrupaciones colombianas convocan a marchar el 9 de abril en respaldo al proceso de paz que negocian el Gobierno y la insurgencia.

Alberto Vanegas, líder obrero, indicó que uno de los propósitos de la movilización será celebrar el comienzo de reuniones formales entre voceros del Ejecutivo y del Ejército de Liberación (ELN), involucrado en el conflicto que dura más de medio siglo.

Fuente: El Telégrafo

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *