Lanzas y bombas contra el Ecuador

Por Luis Varese

La ofensiva de la derecha en toda América Latina no se detiene. De norte a sur los banqueros y petroleros imperiales continúan con el proceso de desgaste contra los gobiernos de las nuevas democracias. Contra el Ecuador es peor porque la Revolución Ciudadana es peligrosa por ser replicable. Se añade el hecho de que el Presidente pro tempore de la CELAC es Rafael Correa y  la derecha sí cree que esta vez gana. Golpeando a Ecuador pretende golpear a América Latina, al Caribe y a un sueño de unidad regional.

La ofensiva de estos días incluye rumores que van desde el golpe de estado apoyado por generales y coroneles, la desdolarización, el retiro de fondos bancarios y la marcha indígena contra el gobierno de la Revolución Ciudadana. Esa marcha anuncia con llegar a la Plaza de la Independencia, tomarse el palacio de Carondelet y expulsar al “Tirano”, adjetivo que tan bien les ha instruido la derecha estadounidense, el think tank del extinto Reagan y su nuevo profeta Gene Sharp.

Es triste ver a gente culta y curtida que con plena conciencia le hace el juego a la CIA. No podemos creer que un Alberto Acosta no sepa que esos mismos agentes que rotan de Honduras a Caracas y de Sao Paulo a Santa Cruz, son los que agitan en Quito, Cuenca, Guayaquil o Galápagos. No podemos pensar que dirigentes indígenas que han decidido enviar a jóvenes con lanzas y palos a desafiar el orden democrático no estén claros que están jugando “en pared” con lo peor de la derecha y que jamás tendrán lugar en un gobierno de banqueros. Todos vemos la camioneta de Teleamazonas distribuyendo alimentos en la marcha. Señoras perfumadas de la alta burguesía que compran en Supermaxi y llevan bolsas con víveres a la CONAIE para dar apoyo a los indígenas “pobrecitos que marchan por nosotras contra el dictador Correa.”  Por supuesto el coro unánime de los periódicos como el Universo, La Hora y el Comercio, que respaldan esta movilización. Desde Miami, los Isaías afilan garras esperando los acontecimientos y gastan dineros robados a los ahorristas, para alimentar a los marchantes. Dime con quién andas te diré quién eres, mi estimado intelectual, mi estimado dirigente indígena.

Como si todo ello fuera poco unas bombas panfletarias y otra de pentolita,  reivindicadas por un tal FLN son colocadas en Guayaquil. Estos metebombas o son agentes de algún servicio de inteligencia o son tontos útiles mal entrenados por la CIA que actúan como cómplices de la derecha internacional. De lo nuevo está el ataque a Yachay, la Universidad emblemática y científica,  por su ex  Rector español (¿hasta cuándo los españoles serán considerados los intelectuales necesarios para las dirigir las Universidades? La meritocracia debería incluir méritos revolucionarios y no sólo académicos). Con ese ataque, uno de los mejores funcionarios de la Revolución, René Ramírez, puesto en el cadalso de la prensa, y de los pasquines y por supuesto de las redes sociales.

No hay obras, no hay cambios, no hay mejoras sustantivas de la calidad de vida, 8 años que transforman la historia, la economía y hasta la geografía del país, no existen. La Revolución Ciudadana que es ejemplo para América entera es mentira. Todos son inventos del economista Correa que desde las sabatinas nos relata un país que está peor que en  1998, pero que nos lo pinta como si fuera nuevo.  Y lo peor es que hay gente que se lo cree o gente que quiere ser como el banquero Lasso y que piensa que cuando él gane (lo que no ocurrirá) lo llevará al paraíso de los banqueros en la isla de la fantasía (ver México y Perú como muestras neoliberales cercanas).

Hay errores que se pagan y la Revolución Ciudadana no debe ser autocomplaciente. Alianza País debe ser autocrítica y convertirse en el Movimiento que la ciudadanía quiere. El Ejecutivo debe cambiar gobernadores inoperantes y pusilánimes, “apoltronados” los llamaría Mariátegui, para remplazarlos por gente comprometida con el cambio revolucionario y con su pueblo. Es el momento preciso para que directores provinciales sean evaluados y removidos. Para que burócratas sean remplazados y las metas propuestas sean alcanzadas. “Autoridad se gana, funcionario se paga” me acaba de decir un viejo dirigente Shuar en Morona. Se requiere gente con autoridad moral y ética, limpia,  para dirigir desde hoy hasta las elecciones y consolidarse una vez que se ganen esas elecciones.

Ya lo dijimos la alternancia es dentro de la Revolución Ciudadana. Lo otro es revolución o contrarrevolución. Y tristemente jóvenes indígenas con lanzas y palos marchan en defensa de la oligarquía, de la derecha, de los banqueros y los ladrones. Hoy debemos ser fuertes y el día 12 y el 13 llenaremos la plaza de cantos y banderas defendiendo lo que tantas luchas ha costado. Murió Contreras el torturador de Pinochet y estos dirigentes derechistas y pseudo izquierdistas quieren resucitarlo destruyendo esta  democracia alegre y soberana. No lo permitamos.

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *