Gerardo Hernández: el único logro del bloqueo contra Cuba es que no tenemos relaciones diplomáticas con Micronesia

Por Ida Garberi

“La palabra más importante en el lenguaje de la clase trabajadora es solidaridad”

Harry Bridges

“Gracias hermanas y hermanos de todo el mundo, sepan que cuando decimos gracias no es un acto formal, en el fondo de nuestros corazones sabemos que si estamos aquí se lo debemos en buena medida al esfuerzo de compañer@s de todo el mundo que no descansaron hasta vernos aquí, como ustedes”, así Gerardo Hernández comenzó las palabras de agradecimiento en el Encuentro Internacional de Solidaridad con Cuba, que contó con la participación de cerca de dos mil sindicalistas, el 2 de mayo, en el Palacio de la Convenciones de La Habana.

Como parte de las actividades por el Día Internacional de los Trabajadores, hace más de una década que la capital cubana recibe la solidaridad mundial, que este año tenía una motivación especial para estar de fiesta: el regreso de los Cinco cubanos.

Los Cinco fueron arrestados por autoridades estadounidenses en 1998 y sentenciados en un proceso amañado a desproporcionadas penas por alertar de acciones violentas impulsadas contra Cuba desde suelo norteamericano por grupos terroristas.

Entre los participantes al encuentro, conversé con algunos y algunas para poder captar las emociones que provocó esta victoria solidaria de la lucha mundial contra el imperio y la participación al Desfile del Primero de Mayo.

Medea Benjamín, activista estadounidense, cofundadora de CODEPINK y de la organización internacional en defensa de los derechos humanos Global Exchange, que por primera vez está en la isla en esta fecha, me dice que su impresión sobre el Primero de Mayo, fue muy alegre, “la gente tiene mucho interés de hablar con nosotros, tiene muchas ganas de poder relacionarse con ciudadanos de Estados Unidos”. “Es bueno lo que está pasando entre los dos países, pero todavía falta mucho por hacer. Hoy en día es más fácil viajar a Cuba desde EE.UU., pero todavía no somos libres turistas como son los ciudadanos del mundo”. “Tuvimos un encuentro en la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana y vimos que de verdad están trabajando para abrir una embajada en Cuba, pero cuando hablamos con el pueblo cubano que trabaja en cooperativas o que se ocupa de la economía, nos dimos cuenta de todas las trabas económicas que el bloqueo contra Cuba, completamente vigente, les impone, por dar un ejemplo, en la compra de materias primas”.

“Además Obama aprueba que nuestra reputación tenga una mancha enorme: no solo tenemos ocupado terreno cubano para construir una prisión en Guantánamo, sino también allí torturamos, detenemos a las personas sin un proceso justo. Así que seguiremos al lado de los cubanos en la lucha para quitar el bloqueo, para cerrar la base naval de Guantánamo y restituir el territorio a la isla”. “Como último quiero decir que para mí fue una tremenda alegría ver a los Cinco con sus familias, una victoria de la resistencia del pueblo cubano y de la solidaridad mundial. Sinceramente su liberación me sorprendió positivamente, pensé que la lucha iba a durar muchos años más, entonces estoy doblemente feliz”.

Tamara Hansen, profesora canadiense y coordinadora de las Comunidades de Vancouver en Solidaridad con Cuba, me cuenta que es su tercer viaje en Cuba por el Primero de Mayo, pero cada vez recibe una nueva inspiración, tremendamente positiva, para seguir adelante en la lucha contra el bloqueo y el cierre de Guantánamo. “El regreso de los Cinco representa para mí una gran victoria, no te escondo que todo mi grupo cuando vio el video de tres de los Cinco bajarse del avión en Cuba empezó a llorar de felicidad y ahora poderlos abrazar, ¡fue maravilloso!”.

José Asunción Martínez, de la comunidad indígena hondureña del COPINH, es la primera vez que está en Cuba por un Primero de Mayo, se siente muy entusiasmado y afirma que es un deber por las personas con dignidad apoyar la lucha del pueblo cubano. “Poder abrazar a los Cinco de regreso en la patria fue un sueño hecho realidad, uno de los momentos más feliz de mi vida”. Quiero recordar que el COPINH está de fiesta y lleno de orgullo también porque hace pocos días una de sus lideresas, Bertha Cáceres recibió el premio Goldman, uno de los más prestigiosos del mundo para ambientalistas. Su campaña logró que el gigante chino Sinohydro y el Banco Mundial abandonaran su respaldo a un polémico proyecto hidroeléctrico.

Según Wafika Ibrahim, Coordinadora del Comité Libanés de Solidaridad con los Cinco, este viaje a Cuba fue el más emocionante de todos, hasta mejor que su primero encuentro con el país caribeño, en diciembre de 1980. “Fue maravilloso para mi ver a los Cinco dirigir el desfile del Primero de Mayo, seguidos por su pueblo entusiasta, que no se paró tampoco cuando empezó a caer la lluvia, fue imperturbable, queriendo reafirmar una vez más su adhesión a la Revolución cubana. Regreso a mi país con esta energía inmensa en el corazón, para seguir la lucha con más fuerza contra el sionismo, que continua matando a mi pueblo sin piedad”. “Constantemente nos hace falta respirar la resistencia del pueblo cubano, que siempre nos apoyará en la lucha y le agradezco por marcar la diferencia perennemente”. “Además, abrazar a los Cinco me hizo llorar a cántaro, creo que son hombres fuera de serie. Pero resulta que estoy convencida que cualquier cubano o cubana son fuera de serie cuando los y las ponen de frente a un reto: cada uno o cada una saldrán grande y victorioso”.

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *