García Linera: Nacionalizaciones devolvieron la dignidad a Bolivia

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, afirmó que la nacionalización de los hidrocarburos devolvió la dignidad al país, ya que permitió generar suficientes recursos económicos para sentar las bases de un Estado soberano.

El 1 de mayo de 2006, el presidente Evo Morales firmó el decreto mediante el cual la nación recuperó el control sobre los recursos energéticos, en especial los hidrocarburos.

La nacionalización nos dio dinero, pero nos devolvió la dignidad. Dinero más dignidad son la base de un país soberano, aseguró el vicemandatario anoche durante una entrevista especial transmitida por la estatal Bolivia TV.

Sostuvo además que si no se hubieran nacionalizado los hidrocarburos, todos los sueños, expectativas e ilusiones de un país para vivir mejor hubieran sido imposibles.

Detalló que los ingresos recibidos en la última década por la exportación de los recursos energéticos ascendieron a 31 mil 573 millones de dólares, frente a los dos mil 516 millones de dólares que se captaron en un periodo similar de privatización.

A juicio de García Linera, no basta la voluntad política para emprender políticas de desarrollo sostenible en beneficio de la sociedad, mientras indicó que gracias a la nacionalización Bolivia dispone de los recursos económicos que son la base material de la idea de soberanía o progreso.

Hoy el ama de casa tiene gas a domicilio; el niño posee el bono Juancito Pinto (para prevenir la deserción escolar), mientras la embarazada recibe el bono Juana Azurduy (ayuda económica prenatal), dijo.

También el joven cuenta con mejores recursos en la universidad o tiene la atención médica gratuita en un hospital, gracias a la decisión de hace 10 años, remarcó.

Según el vicejefe de Estado, si no se nacionalizaban los hidrocarburos “hoy seguiríamos siendo un pueblo postrado, de genuflexos ante los poderes externos”.

El liderazgo de Evo Morales, la recuperación de los recursos naturales y los movimientos sociales han constituido, digámoslo así, el trípode político que nos permitió dar este paso, agregó.

Recordó que en los tres primeros meses y 10 días de su gobierno, Morales conformó un equipo secreto de cuatro personas e instruyó armar un grupo militar para tomar los campos petroleros, el 1 de mayo de 2006.

Asimismo consideró que si no se corría el riesgo de tomar los campos petroleros, en manos de privados, Bolivia no iba a crecer ni recuperar su dignidad.

Para García Linera, el expresidente Carlos Mesa (2003-2004) tuvo miedo, y por eso no nacionalizó los hidrocarburos cuando estaba en la presidencia.

Uno no puede gobernar teniendo miedo a los riegos, a asumir el control de los recursos naturales y recuperar la dignidad, sentenció.

Fuente: Libre Red

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *