Expresidente chileno Piñera declara en causa de corrupción política

El expresidente chileno Sebastián Piñera declaró este martes ante la justicia en calidad de testigo, en una causa que investiga un supuesto ilícito en la formulación de una ley que estableció un impuesto especial a la minería durante su gobierno (2010-2014).

La declaración fue tomada por el fiscal Pablo Gómez, a pedido del propio exmandatario luego de que se filtraran correos electrónicos que relacionan a un un exsenador afín a su gobierno y el gerente general de la gigante minera Soquimich, en el que supuestamente se acuerdan detalles de la norma que determinó un impuesto especial al sector minero.

“Tomé contacto formal con el Fiscal Regional a cargo de esta investigación, Sr. Pablo Gómez, para ofrecer voluntariamente mi colaboración, la que fue favorablemente acogida y se materializó esta mañana en mi residencia particular”, señaló Piñera en un comunicado difundido por “Chile Avanza”, la plataforma donde el político trabaja en la búsqueda de una eventual reelección.

El impuesto especial fue ideado durante el mandato del derechista y se utilizó para la reconstrucción del país tras el terremoto de 8,8 de magnitud que sacudió Chile en 2010. Piñera reiteró su “profunda convicción de que la ley del Royalty (como se conoce a la norma) era urgente y necesaria el 2010 y es una muy buena Ley para Chile”.

De un intercambio de correos entre el exsenador Pablo Longueira y el exgerente general de Soquimich, Patricio Contesse, publicado por medios locales, se desprende que la minera habría incidido directamente en la redacción de un artículo de la ley aprobada por el Congreso durante el gobierno de Piñera.

Contesse cumple arresto domiciliario total en el marco de una mega causa que investiga a Soquimich por lavado de activos, delitos tributarios tras supuesto financiamiento ilícito de campañas de políticos de derecha e izquierda.

Mientras que Longueira es investigado por supuesta corrupción en el marco de la formulación de una ley de pesca que se aprobó durante el gobierno de Piñera, en la que también habría recibido instrucciones de una empresa privada.

El caso Soquimich y las dudas sobre la ley de pesca son parte de una serie de casos de corrupción que golpearon la credibilidad en la clase política, destacándose varios casos de colusión entre grandes conglomerados económicos y un caso de tráfico de influencias que involucra a la nuera de la presidenta Michelle Bachelet.

Fuente: El Telégrafo

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *