Estado Islámico se atribuye atentados en Bruselas

El grupo terrorista, autodenominado Estado Islámico (EI), se atribuyó los ataques de este martes en el aeropuerto y el metro de Bruselas, en los que decenas de personas murieron y más de 136 quedaron heridas, recogen los medios egipcios.

Varias explosiones ocurrieron este martes en el aeropuerto Zaventem de Bruselas y en las estaciones de metro Maalbeek y Schuman, ubicadas cerca de las instituciones de la Unión Europea.

En los ataques han muerto hasta ahora unas 34 personas y más de 136 resultaron heridas, según cifras oficiales.
Según informa la agencia TASS, en su comunicado, los terroristas no dan a conocer los detalles de los ataques perpetrados en la capital belga y amenazan con nuevos atentados en Europa.

Esto ocurre a tres días de la detención de Salah Abdeslam

Las explosiones en la capital belga se han producido a solo tres días de que la Policía detuviera a Salah Abdeslam, uno de los presuntos autores de los atentados de París del 13 de noviembre de 2015, que acabaron con la vida de 130 personas.

Evacuaciones

Posterior a las explosiones, se ordenó que fuese evacuado y cerrado el edificio del Parlamento Europeo, así como la oficina del Primer ministro belga.

Además se solicitó a los padres no recoger a los niños de las escuelas hasta tanto no volviese la calma a la ciudad.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) reforzó las medidas de seguridad en su cuartel general en Bruselas, afirmó un representante del organismo.

Medidas tomadas por los países

Ante los atentados, las fronteras entre Bélgica y Francia fueron cerradas por las autoridades, para evitar que los autores de las acciones terroristas puedan escapar vía terrestre a países vecinos.

Los controles para la seguridad también fueron tomados en Estados Unidos por orden del presidente, Barack Obama, quien desde Cuba se mantiene al tanto de los hechos. El Ejecutivo ordenó redoblar la cantidad de funcionarios en aeropuertos y metros, aunque se ha informado que no hay ninguna amenaza y que las acciones son meramente preventivas.

Entre las bases aéreas norteamericanas donde se tomaron las medidas de seguridad, se encuentran los aeropuertos de Nueva York y Nueva Jersey.

Holanda también se ha sumado al control fronterizo y cuida en particular su salida al sur, porque se teme que la célula del EI, dada su capacidad logística, pueda abandonar Bruselas con destino a cualquier territorio.

Del mismo modo, Eurocontrol, encargado de la seguridad de la navegación aérea, informó que optó por desviar 30 vuelos a Bruselas para proteger a los pasajeros.

La organización invitó a la población a estar en contacto con las aerolíneas para conocer a qué aeropuertos fueron desviados cada uno de los viajes.

También, la Torre Sur, el edificio más alto de Bruselas, fue evacuado por autoridades ante la presencia de dos paquetes “sospechosos”.

El dato
Las explosiones en Bruselas han generado que las principales aerolíneas europeas y las empresas ligadas al turismo caigan con fuerza en la bolsa.
De la misma manera, las pérdidas han llegado a las cadenas hoteleras como las españolas.
España prevé analizar su plan de contingencia en horas de la tarde, en espera de evaluar cómo se presenta el panorama en la mañana.

Antecedentes

El Estado Islámico (EI) es considerado uno de los grupos terroristas más adinerado del mundo, superando Al Qaeda. Autoridades iraquíes estiman que los fondos de financiación del grupo alcanzan los dos mil millones de dólares.

El director del Centro para la Investigación sobre el Mundo Árabe de la Universidad de Maguncia (Alemania), Günter Meyer, cree que “la fuente más importante de financiación del Estado Islámico hasta la fecha proviene de los países del golfo Pérsico, sobre todo de Arabia Saudita, pero también de Catar, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos”.

Meyer explicó que la motivación principal para este financiamiento por parte de Arabia Saudita era apoyar la lucha contra el Gobierno del presidente sirio, Bashar al Assad.

Un informe secreto de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) reveló que Estados Unidos (EE.UU.) también apoyó política y militarmente al autodenominado EI y las tomas de las ciudades iraquíes Mosul y Ramadi.

El Pentágono, pese a advertir la desaparición de Al Qaeda (AQI) – germen del EI- en 2009-2010, seguía apoyándolo para alcanzar una ventaja en sus fines geopolíticos.

Esta expansión del EI se debe en gran parte al fortalecimiento que adquirió, gracias al mismo apoyo de las naciones occidentales para desestabilizar al Gobierno sirio, según expertos.

Fuente: TeleSurTV

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *