Enterrar conflictos entre Cuba y EE.UU. implica más que una visita de Obama

Pese a que el presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Barack Obama, ha planteado en reiteradas ocasiones que su visita a Cuba persigue mejorar las condiciones de su pueblo, la realidad es que 50 años de un bloqueo económico y sus consecuencias en la población, no se acaban solo con palabras, o con una visita en la que dijo enterrar los conflictos.

El mandatario, delante de la ciudadanía y de la prensa, ha reafirmado su disposición de luchar y exigir la derogación de la ley que no permite el levantamiento total del bloqueo económico, cuando solo le resta un año de gestión y el Congreso aún no le corresponde votar respecto a ese asunto.

Existe un antes y un después en la historia de Cuba y EE.UU., aunque Obama lo haya repetido en su discurso, en aras de justificar que levantar el bloqueo a la isla no depende solo de su persona, sino de una mayoría en el Senado y en el Congreso.

La alocución del Jefe de Estado estuvo plagada de frases atractivas e incluso algunas en español, que el público aplaudió en reconocimiento de la “buena disposición” del Gobierno estadounidense. Sin embargo, detrás de sí se detectaron “pizcas” de cinismo y severas críticas al sistema cubano, según analistas.

Pese a que dijo que no se centraría en las diferencias que separaron durante años a ambas naciones, atacó al sistema de Gobierno, al acusarlo de presuntamente no permitir las protestas, de detener arbitrariamente a quienes piensan distinto y de no garantizar elecciones “abiertas y democráticas”. El mismo Raúl Castro este lunes lo emplazó a que señalará si en realidad había presos políticos en la mayor de las Antillas, para él mismo liberarlos.

Obama elogió el orgullo de los cubanos al mencionar y reconocer al sistema educativo y de salud que posee la isla, pero luego su discurso cambió, al mencionar que “Cuba pensaba en el derecho del Estado y EE.UU. en el derecho del individuo”.

Sin mencionar que llamó a la juventud cubana a pensar en un futuro de esperanza, “que pueda moldearse”. Obama había dicho este lunes que el futuro de Cuba debe solo decidirlo su pueblo.

Obama quiso mostrar “empatía” y ganarse la confianza de los cubanos usando al comienzo de su visita símbolos de la isla en su lenguaje, también con ofrecimientos que no solucionan el bloqueo económico: intercambios de estudiantes, el uso del dólar, cooperación agrícola y hasta mencionó el Internet, como una oportunidad de globalización.

Analistas consideran que con este discurso, quedó al descubierto que el interés es sólo atraer la mirada de los cubanos a EE.UU., pero no permitir que el Gobierno cubano, como Estado, sea beneficiado. De hecho, Obama habló en su alocución que “Cuba puede seguir desempeñando un papel clave en el continente y en el mundo (…) mi esperanza es que lo haga como socio de EE.UU.”.

Queda claro que se espera que el Estado de la mayor de las Antillas solo sea un apéndice, un agregado, que no juegue un papel de importancia en el proceso. Esto, sin contar que Obama admitió que el acercamiento de ambas naciones ocurre porque EE.UU también sufrió consecuencias al aislarse de la isla por cinco décadas, y no por asuntos de “amistad” entre pueblos.

Aunque el deseo de Obama sea el levantamiento del bloqueo, esto no está en sus manos y la garantía de que termine es una promesa, que dijo este lunes que ocurrirá lo más seguro luego de su mandato, pero ¿cuándo?.

El dato

La “Ley Helms-Burton”, que permite el bloqueo económico a la isla, solo puede ser derogada por el Congreso estadounidense. Esta normativa contempla duras sanciones contra los países que intenten emprender relaciones comerciales con Cuba.

¿Cuánto daño ha causado el bloqueo?

El gobierno Cubano ha informado que las multas impuestas por EE.UU. y su actual administración ascienden a más de 11 mil 500 millones de dólares, mientras que el total de pérdidas monetarias por el bloque llega a 116 mil 800 millones de dólares.

Según el último informe del Gobierno cubano, se calcula que desde el bloqueo, en el sector salud se han perdido unos 104 mil millones de dólares y que tan sólo entre mayo de 2009 y abril de 2010 se registraron pérdidas por 15 millones en el área de la salud pública.

Asimismo, la medida ha generado la escasez de medicamentos destinados al tratamiento de enfermedades como el cáncer, que perjudican directamente a la población.

En materia de educación, afecta en la compra de artículos escolares, el mantenimiento de la red escolar y en el intercambio de información científica, cultural y deportiva.

Por otro lado, la aeronáutica civil cubana ha perdido en promedio desde los últimos cuatro años cerca de 300 mil dólares. Mientras que el transporte terrestre se encuentra totalmente desactualizado.

En los años de gestión de Obama, EE.UU. ha impuesto 49 multas por más de 14 mil millones de dólares a países e instituciones que han colaborado con Cuba.

Fuente: TeleSurTV

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *