Denuncia de narcopolítica golpea a candidata presidencial peruana

La revelación de que la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) investiga por narcopolítica al brazo derecho de la candidata presidencial peruana Keiko Fujimori, Joaquín Ramírez, desplazó a un segundo plano las repercusiones de un debate electoral.

El informe, producto de un trabajo conjunto de la cadena Univisión de Estados Unidos y América, televisora del mayor grupo mediático de Perú, fue confirmado a ambos medios por la portavoz de la DEA, Anne Judith Lambert, ante el jefe de la agencia en Miami, Adolphus Wright.

“Es una investigación delicada y está en curso y no podemos hacer ningún comentario”, precisó Lambert sobre el caso de Ramírez, indagado también aquí por el ministerio público por lavado de activos presuntamente del narcotráfico.

El informe se difundió anoche, tras el llamado debate técnico, televisado a todo el país, entre cinco representantes de los candidatos Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski, y que no mostró novedades y fue relegado a un segundo plano por el citado reportaje televisivo.

Ramírez es congresista, secretario general y activo participante en la campaña de Keiko, la hija del expresidente Alberto Fujimori, preso por corrupción y otros delitos graves, aunque su reelección no fue considerada, al parecer por las dudas que genera.

El reportaje se basó en declaraciones del piloto civil peruano Jesús Vásquez, quien dice ser colaborador de la DEA desde 2006 y en 2013 conoció a Ramírez a través de su tío y socio de negocios Fidel Ramírez, cuya imprenta recientemente se negó a seguir imprimiendo un semanario que reveló propiedades millonarias de su sobrino en Miami.

Vásquez afirma que Ramírez le propuso organizar una empresa de aviación en Perú y, enterada, la DEA le pidió que grabe sus conversaciones con él y se las entregue, lo que hizo.

En una de esas conversaciones, afirma, Ramírez le dijo que lavó mediante una cadena de gasolineras 15 millones de dólares de Keiko Fujimori, a pedido de ella, para su campaña electoral de 2011, en la que fue derrotada por el actual presidente, Ollanta Humala.

Vásquez señala que la información fue entregada a la DEA y decidió revelarlo preocupado por la posibilidad de que Fujimori sea elegida y con ella el narcotráfico tenga mayor poder.

El informe consigna que Univisión y América TV pidieron comentar el caso a Fujimori y Ramírez, pero no recibieron respuesta alguna.

El empresario José Chlimper, candidato de Fujimori a la vicepresidencia, dijo que Ramírez sabrá dar las explicaciones del caso y sugirió que la revelación, tras el debate de ayer y a tres semanas de la segunda vuelta del 5 de junio, puede ser una maniobra contra ella.

Fuente: Prensa Latina

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *