Ay gringuitos, el mundo se les viene encima

Por Alexis Arellano

Imperio que no sea prepotente no es imperio y los gringos son los campeones de la prepotencia en la historia de la humanidad. Cómo olvidar, por ejemplo, las veces que olímpicamente despreciaron los pedidos del mundo entero para que dejara su agresión a la pequeña Cuba o la ocasión en la que afirmó que con apoyo de la ONU o sin él, Iraq sería arrasado.

Nadie la gana a los gringos en eso de torcer brazos a los pequeños y jactarse de su fuerza económica y militar, pero las cosas están cambiando y el imperio más poderoso de la historia planetaria comienza a parecerse a la definición que de él hiciera Mao Tse Tung… un tigre de papel.

Lo ocurrido un poco antes y durante la Cumbre de las Américas es una excelente demostración de esto que acabamos de afirmar. Por primera vez Cuba estuvo presente en esta cumbre y no precisamente porque los EEUU así lo quisieran; sino porque la posición de Latinoamérica era que si la isla no asistía, se generaría una deserción masiva de países.

Representa entonces la presencia de Cuba en la cumbre una derrota política a gringolandia, que como si fuera poco se suma a la aplastante victoria de Venezuela en el terreno diplomático, logrando un rechazo continental a la agresión materializada en el decreto de Obama.

Esto deja en claro que ya no es posible que en su otrora patio trasero, los gringos impongan sus decisiones. Por ello se ven obligados a trabajar clandestinamente y a través de cipayos en la desestabilización de los países que encabezan la lucha por una segunda independencia de la región.

Pero más allá de la real amenaza que para los gringos representan gobiernos que no están dispuestos a seguir entregando las riquezas de sus naciones a precio de gallina flaca, en el mundo entero existe lo que ellos perciben como una ¨conspiración contra el noble pueblo norteamericano¨ y que en realidad no es otra cosa que una respuesta proporcional a su eterno abuso y prepotencia.

La creación del Banco Asiático de Inversión e Infraestructura (BAII) es quizás el hecho más importante de esta ¨conspiración¨. Los gringos hicieron hasta lo imposible para que el mencionado banco no naciera, pero no sólo no tuvieron éxito, sino que de la institución forman parte países tradicionalmente aliados de EEUU como Inglaterra, Francia, Italia, Arabia saudita, Alemania, Australia, Israel, Singapur, Corea del sur y muy probablemente Japón. En total son 57 países, de los cinco continentes, incluyendo a Rusia.

¿Pero por qué es la creación de esta institución una derrota o una amenaza para Gringolandia?

  • Porque China logra con este paso dar inicio a la creación de una opción diferente a la actual, en los asuntos financieros del orbe y por supuesto, eso afecta los intereses y el poder de gringolandia. Un banco que funcionará, según sus estatutos, sin el derecho al veto del que hasta ahora han abusado los gringos en el Banco Mundial y en el Fondo Monetario Internacional, y sin las condiciones y ¨ajustes¨ asfixiantes en lo económico y en lo político que dichos organismos han institucionalizados tiene que atentar contra quienes se han aprovechado de su fortaleza económica para doblegar pueblos enteros.
  • Porque este es un paso de los chinos en su estrategia de convertir su moneda (yuan) en unidad de reserva mundial y romper con la hegemonía del dólar. Inimaginable lo que esto representaría para una economía que carece de respaldo a su moneda y es la economía campeona en la fabricación de dinero inorgánico.
  • Porque la iniciativa del BAII no es aislada; China redondea la faena con su participación mayoritaria en el banco del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) a lo cual se adiciona la propuesta de un área de libre comercio en la zona del Asia Pacífico.

La otra parte de ese mundo que se le viene encima a los gringos está representado por Rusia. Claras, evidentes y sucias son las estrategias que ha implementado EEUU y la Comunidad Europea por doblegar a Rusia. Sin embargo, son los aliados gringos los que muy probablemente salran con las tablas en la cabeza.

Rusia viene desarrollando toda una estrategia para autoabastecerse en muchos rublos y ha devuelto la jugada de las sanciones, limitando la participación europea en muchas actividades que resultan de su interés y que la amenazan con la pérdida total del gigantesco mercado ruso.

De hecho las pérdidas de Europa por la política Rusa de sustitución de importaciones han influido en la devaluación del euro y en la pérdida de confianza en la efectividad de las sanciones.

La capacidad demostrada por Rusia para anular los efectos de esas sanciones y su alianza cada vez más estrecha con China traen a los gringos y a Europa de cabeza.

Se les viene el mundo encima


Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *