A un año de Gobierno de Tabaré Vázquez

Este martes 1 de marzo se cumple un año de la gestión del actual presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, quien asumió su segundo mandato tras haber ganado las elecciones en el año 2014.

Al asumir el poder Vázquez anunció la profundización de las políticas públicas implementadas por el anterior presidente Pepe Mujica, del cual aseguró seria “un punto de referencia”.

¿Qué ha realizado en su primer año de gestión?

El año pasado, el presidente Tabaré Vázquez aseguró que los primeros meses de su gestión habían sido “Los más difíciles como gobernante” pues ha tenido que lidiar con complejas situaciones como tales como la revisión de la ley de marihuana, los supuestos números falsos del fondo de desarrollo (Fondes), la paralización en las obras de Aratirí y la polémica al remover al director de Educación por declaraciones subidas de tono.

En agosto del año pasado enfrentó su primer paro general, convocado los por la Central Única de Trabajadores, y en la cual participaron alrededor de un millón de empleados.

Al finalizar el año 2015, tres encuestadoras aseguraron que el presidente cerró el año con una aprobación del 35%.

Las expectativas que tenía el pueblo uruguayo hacia su gestión cambiaron al presentarse un deterioro económico y los niveles de conflictividad durante el proceso de aprobación presupuestal, así como la permanencia de problemas como la seguridad y educación.

¿Cambio Uruguay con la salida de Pepe Mujica?

A un año de gobierno, las políticas asumidas por el presidente se distan de las implementadas por el ex presidente Pepe Mujica. Los temas como el de la marihuana, el aborto y en política exterior, poseen matices distintas.

Analistas sostienen que el actual gobierno se caracteriza por una falta de agenda, así como inactividad del Poder Ejecutivo así como el Legislativo. El año pasado el gobierno estableció medidas como recortes y ajustes en los gastos públicos mientras en enero de este año anunció un aumento de las tarifas de los servicios públicos, políticas que nunca fueron implementadas por el gobierno de Pepe Mujica.

Diferencias en la política exterior del gobierno de Tabaré Vázquez

El gobierno de José Mujica se caracterizó por la alineación con los líderes regionales como Evo, Kirchner y Chávez.

En este momento el gobierno de Tabaré Vázquez, ha tomado ajustes y da señales de tomar una dirección más hacia la derecha, con un apoyo directo a los lineamientos norteamericanos.

El canciller de su gobierno, Rodolfo Nim Novoa un empresario rural y técnico agropecuario que formó parte de la lista de los posibles precandidatos presidenciales por el Frente Amplio para las elecciones de 2009, se ha mostrado crítico con el bloque de Mercosur y además destacó que “los procesos de integración en América Latina no han alcanzado el desarrollo esperado”. La orientación de la política exterior de este gobierno está enfocada en “abrir” nuevos mercados y buscar la flexibilización del bloque de Mercosur para así constituir acuerdos de libre comercio con la Alianza del Pacífico (Chile, Perú, Colombia y México), Estados Unidos, Europa y el continente asiático.

El canciller también ha hablado sobre la importancia de establecer una alianza contra el Estado Islámico, lo cual expone un mayor alineación del gobierno frenteamplista con la política exterior norteamericana, dejando atrás la políticas integracionistas en América Latina que promovía Mujica.

En enero de este año, el presidente Mauricio Macri se reunió con Tabaré Vázquez, ambos gobiernos relanzaron un vinculo bilateral, en el marco de posiciones compartidas como el de promover los negocios con la Alianza del Pacífico y la Unión Europea.

¿Cómo están las fuerzas en la región?

A pesar de los éxitos que ha conseguido los gobiernos latinoamericanos en la disminución de la pobreza y la desigualdad en el continente más desigual del mundo, hoy en día, la derecha ha podido ganar espacios, mediante los medios de comunicación que han instigado campañas de desprestigio a la izquierda así como han impuesto la desconfianza y el pesimismo económico en los ciudadanos, así lo indica el periodista y politólogo español Ignacio Ramonet quien explica que los medios internacionales mantienen una campaña mediática para desacreditar a los Gobiernos progresistas de América Latina a través de: “presentar una imagen distorsionada voluntariamente caricatural del presidente y del sistema político.”

Para Ramonet “Hay una voluntad por parte de EE.UU. de reducir a los Gobiernos progresistas”, debido a que “la influencia histórica que EE.UU. tenía sobre América Latina, sobre todo a lo largo del siglo XX, la había perdido” por lo que “Esto ha conducido a EE.UU. a afinar las campañas para tener como objetivo reducir la influencia de la izquierda en América Latina” analiza el experto.

El sociólogo brasileño Emir Sader entre tanto explica que “habría que haber comprendido que el período histórico actual está marcado por varios retrocesos a escala mundial; que las alternativas de la izquierda están a la defensiva”. Y esto precisamente por la crisis económica que enfrenta actualmente la economía mundial.

La elección de Mauricio Macri, la victoria de la derecha en el parlamento de Venezuela así como el revés sufrido en el referéndum de ahora en febrero en Bolivia han sido alguno de los logros que ha alcanzado la derecha internacional para disminuir la influencia de los gobiernos progresistas de la región.

La izquierda latinoamericana enfrenta grandes desafíos tanto económicos así como los constantes ataques de la derecha internacional. Sin embargo, para el politólogo Atilio Borón comentó la idea de un fin de ciclo progresista en América Latina “es mal intencionada pues la lucha de clases nunca se termina”.

Fuente: TeleSurTV

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *